Pasos para (re)comenzar

Hay muchos que hablan sobre comenzar a escribir (o dibujar) sobre un papel en blanco. 
Me pregunto cuántos escriben sobre la evasión de los espacios en blanco. Tiendo a pensar que algunas mentes creativas quieren pintar papeles, en blanco, con líneas, a cuadros, con color, con gris, pintar paredes, techos, pisos... Pero en el momento en que sus sueños transmutan en algo demasiado ambicioso es cuando comienzan a huir del papel y a tratar de imaginar algo más tangible. Luego se van al extremo de los dibujos diminutos en pequeñas libretas y agendas.

Quizá no sea algo que se repita, y por supuesto se comienza con poco, pero ciertamente, como decía Picasso: "que la inspiración me encuentre trabajando", (así como esperamos que la segunda visita de Cristo no sea en medio de un acto pecaminoso) para muchos es divertido hacer las actividades creativas, pero muchos se dedican a divagar mucho tiempo y a observar el mundo y los cambios y los trabajos de otros artistas pasados y/o contemporáneos.

¿Cual es el reto?
Dejar de (di)vagar. Comenzar el trabajo. Comenzar en serio y desempolvar los lápices. Dejar de perder los sacapuntas. Dejar de pintar dibujos que no dibujé yo. Dejar de llenar el espacio de trabajo con monedas de tamaños distintos. Dejar de jugar. (Incluyendo jugar con la comida) cosa que extrañaré. Quizá no lo deje. Volver a dibujar en tela, en camisetas, pantalones, mochilas. Dejar de escribir lo que pienso, para ponerme a realizarlo. 

Con permiso. Iré a construir mis sueños.

Entradas populares