miércoles, 28 de diciembre de 2011

apariencia

Los momentos en los que nada parece claro
Parece que limpio las ventanas, 
hay neblina afuera

Parece que pregunto y no entiendo las respuestas
Parece que me equivoco,
y cuando trato de borrar, solo dejo manchas

Parece que camino sin pensar
y de repente
llego a otro lugar...

Parece que abro los ojos
pero no hay nada más allá
no consigo ver más que las nubes.

Parece que llamo, y nadie abre
Que grito, y nadie escucha
Que sueño, pero no duermo
Que lloro y no tengo lágrimas
Que respiro, pero no vivo
Que duele, pero no tengo heridas

Que todo viene en contra mía,
proveniente de la nada
un río de sensaciones revueltas y confusas
que no consigo entender.

Hasta que vuelva a abrir las ventanas
-sin temor al viento y al frío-
y no haya neblina detras.