El helado y el chocolate como objetos de estudio

Tengo la impresión que mi ambición por ver la nieve va más allá de lo consciente. Pienso que tiene más relación con el amor que le profeso a los helados, que la simple curiosidad. Sin embargo, son de mi preferencia los helados cremosos que las nieves, eso hace la teoría un poco irónica.
En el segundo plano de mis amores están ahora los chocolates. Creo que ellos son más bien un recurso para evadir mis ansiedades. Prefiero los helados, sin embargo los chocolates en este plano son más accesibles, más acordes con el clima, más congruentes para restar ansiedades en mi vida en pequeños pedazos. Los helados son mas adecuados a quitar penas más consistentes, y menos insignificantes que las que los chocolates curan. 
Sin embargo no quiero con ésto quitar méritos a los chocolates. Son útiles cuando se necesitan. Los helados son más bien un gustito. 
Entonces entramos en otro debate. Si un helado es un gustito, un chocolate ¿qué vendría a ser? ¿un gustitito? 
Es una teoría muy amplia. "Aspectos sociales y curativos de los chocolates". Sin embargo, el helado no entraría en éstos estudios, ya que según las estadísticas, porcentajes muy bajos de personas son quienes consumen los helados como método de satisfacción. Los consumen como consumirían cualquier comida. 
Por otro lado, ¿qué es lo que pasa con otro pequeño porcentaje de personas que no comen chocolate?
Las limitaciones serían entonces, qué otros productos se usan como cura para las ansiedades. Que en otros muchos casos no son dulces, sino saladas. Como una conclusión llevaría muchos estudios, habrá que hacerlo por pasos: una encuesta a consumidores asiduos, para saber por qué consumen chocolates. Aunque en la generalidad, nadie se pregunta por qué come qué producto. No dudaría en que el porcentaje que lo come porque vio la publicidad sea el mas alto.
Volviendo a la nieve, será mejor no hacerme ilusiones, la temporada fría se larga, sin habernos encontrado. Pero  no creo amarla más de lo que amo ya al helado. Llevamos ya, mucho tiempo en esta relación de encuentros esporádicos. Muchas veces no es posible encontrarnos mas, pero tarde o temprano hay una reconciliación. La gente no cree que yo sea compatible con su frialdad, pero así es la vida... creo que se compensa con la suavidad que tiene. Con su dulzura. Es su dulzura lo que me ata... como si nada los recuerdos del helado, vuelven a hacerme salir de los temas que estaba tratando.
Hasta pensaría en la posibilidad de llamar al blog: bocetosygarabatosyhelados.blogspot.com ...

Entradas populares