Adelante

Hoy me siento como en un universo paralelo.
Sé que he cambiado de lugar. He cambiado muchísimo.
Inevitablemente. 
Por casualidad.

Sé que no soy quien antes era, y aunque
a veces quisiera retomar mi camino
volver al pasado y ser quien era
no es posible, y lo sé.

A veces, muchas veces
tomo la dirección de la nostalgia
repaso en mi cabeza las escenas de mi vida
de la gente, los momentos.

Mucho de mí ha mejorado,
algunas cosas van peor.
Pero soy consciente, entonces
¿en qué momento voy a empezar a actuar?

Voy por otro camino, me equivoco
me caigo y me levanto
me vuelvo a caer.
me traslado al pasado.

El frío me atrapa y me atormenta
se me incrusta en la piel
y en el presente, 
para que yo desee la calidez del ayer.

Sé que lo que viene no es fácil,
sigo consciente...
Y lo fácil que me ha sido tanta vida
parece lejano.

Entonces me da rabia descubrir 
en otras vidas que las cosas han tenido más color
-qué mala es la envidia-
y me siento tan sola y descolorida.

Es cuando descubro que en otros lugares
no hubo color, no fue todo fácil
no fue todo hermoso
como pintaba en mi vida

Y guardo entre mis recuerdos 
pedacitos de ilusiones
y cuando los junto todos,
me doy cuenta que camino

Otra vez hacia adelante
aunque sea tropezando
aunque no lo tenga claro
aunque se rompan los esquemas

aunque en el camino duela
lo que no conocía, lo que no quería ver
porque no existo solo yo en éste camino
sino hay mucho más
hay much@s más...

Sé que no camino sin rumbo,
que el color no es tan intenso 
como siempre se dice,
pero hay algo por qué seguir

por qué levantarse,
por qué tropezarse y volver a caer
por qué pintar nuevamente
por qué el blanco y negro y por qué color...
por qué adelante.

Entradas populares